Descargar Libros y Ebooks (PDF / EPUB)

Tu Club de descargas de libros completos gratuitos

Buscar Libro Gratis.....

Hemos encontrado un total de 40 libros disponibles para descargar
Corazones indomables - La obra completa

Corazones indomables - La obra completa

Autor: Emma M. Green

Es un hombre tenebroso, pero no importa: ¡el que ríe al último, ríe mejor! *** – ¿Es mal momento? –me pregunta un tipo sobre la acera-. Su voz profunda me sobresalta. - Si quieres el lugar, aún no me voy, estoy esperando a alguien... –me justifico maquinalmente sin mirarlo-. - Sí, a mí. - ¿Perdón? Esta vez, es su mirada oscura la que me estremece cuando por fin lo miro. Sus ojos negros, su intensidad y el hecho de que pertenecen al más bello rostro que haya visto jamás. Más viril, más animal, te mueres. - Es a mí a quien esperas, -repite sin sonreír-. - ¡Oh, el tipo con el que compartiré el viaje! Sí, por supuesto. Casi te había olvidado. Bueno, no me iba a ir sin ti. Lo siento, hablo demasiado. Y pienso después. Habitualmente hablo sola, así que, sólo me aturdo a mí misma. Pero me toman por una loca. Lo que no sucede contigo, ¿no es así? ¡Jaja! Bueno, hola... Abro por fin la portezuela para salir del coche y dejar de ridiculizarme. Le ofrezco mi mano tratando de presentarme. - Me llamo Solveig Stone, mi segundo nombre es «Completamentesola», edad 25 años y... no tengo la menor idea de por qué te estoy diciendo todo esto... - Por que hablas...

A todos los corazones indomables

A todos los corazones indomables

Autor: Courtney Peppernell

Número de Páginas: 272

Una colección, dividida en secciones, de poesía y prosa sobre los corazones rotos, el amor y las emociones a flor de piel para que la leas cuando sientas que más lo necesitas.

Corazones indomables (teaser)

Corazones indomables (teaser)

Autor: Emma M. Green

Es un hombre tenebroso, pero no importa: ¡el que ríe al último, ríe mejor! *** – ¿Es mal momento? –me pregunta un tipo sobre la acera-. Su voz profunda me sobresalta. - Si quieres el lugar, aún no me voy, estoy esperando a alguien... –me justifico maquinalmente sin mirarlo-. - Sí, a mí. - ¿Perdón? Esta vez, es su mirada oscura la que me estremece cuando por fin lo miro. Sus ojos negros, su intensidad y el hecho de que pertenecen al más bello rostro que haya visto jamás. Más viril, más animal, te mueres. - Es a mí a quien esperas, -repite sin sonreír-. - ¡Oh, el tipo con el que compartiré el viaje! Sí, por supuesto. Casi te había olvidado. Bueno, no me iba a ir sin ti. Lo siento, hablo demasiado. Y pienso después. Habitualmente hablo sola, así que, sólo me aturdo a mí misma. Pero me toman por una loca. Lo que no sucede contigo, ¿no es así? ¡Jaja! Bueno, hola... Abro por fin la portezuela para salir del coche y dejar de ridiculizarme. Le ofrezco mi mano tratando de presentarme. - Me llamo Solveig Stone, mi segundo nombre es «Completamentesola», edad 25 años y... no tengo la menor idea de por qué te estoy diciendo todo esto... - Por que hablas...

Corazones indomables - Vol. 2

Corazones indomables - Vol. 2

Autor: Emma M. Green

Es un hombre tenebroso, pero no importa: ¡el que ríe al último, ríe mejor! *** – ¿Es mal momento? –me pregunta un tipo sobre la acera-. Su voz profunda me sobresalta. - Si quieres el lugar, aún no me voy, estoy esperando a alguien... –me justifico maquinalmente sin mirarlo-. - Sí, a mí. - ¿Perdón? Esta vez, es su mirada oscura la que me estremece cuando por fin lo miro. Sus ojos negros, su intensidad y el hecho de que pertenecen al más bello rostro que haya visto jamás. Más viril, más animal, te mueres. - Es a mí a quien esperas, -repite sin sonreír-. - ¡Oh, el tipo con el que compartiré el viaje! Sí, por supuesto. Casi te había olvidado. Bueno, no me iba a ir sin ti. Lo siento, hablo demasiado. Y pienso después. Habitualmente hablo sola, así que, sólo me aturdo a mí misma. Pero me toman por una loca. Lo que no sucede contigo, ¿no es así? ¡Jaja! Bueno, hola... Abro por fin la portezuela para salir del coche y dejar de ridiculizarme. Le ofrezco mi mano tratando de presentarme. - Me llamo Solveig Stone, mi segundo nombre es «Completamentesola», edad 25 años y... no tengo la menor idea de por qué te estoy diciendo todo esto... - Por que hablas...

Corazones indomables - Vol. 1

Corazones indomables - Vol. 1

Autor: Emma M. Green

Es un hombre tenebroso, pero no importa: ¡el que ríe al último, ríe mejor! *** – ¿Es mal momento? –me pregunta un tipo sobre la acera-. Su voz profunda me sobresalta. - Si quieres el lugar, aún no me voy, estoy esperando a alguien... –me justifico maquinalmente sin mirarlo-. - Sí, a mí. - ¿Perdón? Esta vez, es su mirada oscura la que me estremece cuando por fin lo miro. Sus ojos negros, su intensidad y el hecho de que pertenecen al más bello rostro que haya visto jamás. Más viril, más animal, te mueres. - Es a mí a quien esperas, -repite sin sonreír-. - ¡Oh, el tipo con el que compartiré el viaje! Sí, por supuesto. Casi te había olvidado. Bueno, no me iba a ir sin ti. Lo siento, hablo demasiado. Y pienso después. Habitualmente hablo sola, así que, sólo me aturdo a mí misma. Pero me toman por una loca. Lo que no sucede contigo, ¿no es así? ¡Jaja! Bueno, hola... Abro por fin la portezuela para salir del coche y dejar de ridiculizarme. Le ofrezco mi mano tratando de presentarme. - Me llamo Solveig Stone, mi segundo nombre es «Completamentesola», edad 25 años y... no tengo la menor idea de por qué te estoy diciendo todo esto... - Por que hablas...

Corazones indomables - Vol. 5

Corazones indomables - Vol. 5

Autor: Emma M. Green

Es un hombre tenebroso, pero no importa: ¡el que ríe al último, ríe mejor! *** – ¿Disculpa? - me pregunta un tipo en la acera. Su voz profunda me hace sobresaltar. – Si quieres el lugar, no te vayas, estoy esperando a alguien... - me justifico maquinalmente sin mirarlo. – Sí, a mí. – ¿Perdón? Esta vez es su mirada obscura lo que me hace estremecer cuando por fin la veo. Sus ojos negros, su intensidad y el hecho de que estos pertenezcan al rostro más hermoso que jamás haya visto. Más viril y más animal no es posible. – Es a mí a quien esperas - repite sin sonreír. – ¡Oh, el chico del auto compartido! Sí, por supuesto. Casi te olvido. Bueno, no me iba a ir sin ti. Lo siento, hablo demasiado. Y pienso después. Normalmente hablo sola, así solo me molesto a mí misma. Pero la gente cree que estoy loca. Ese no es tu caso, ¿o sí? ¡Ja ja! En fin, hola... Termino por abrir la portezuela para salir del auto y dejar de hacer el ridículo. Le ofrezco la mano intentando presentarme. – Me llamo Solveig Stone, mi segundo nombre es «Siempresola», tengo 25 y... no sé por qué te estoy diciendo todo esto... – Porque hablas mucho sin pensar. Lo acabas de...

Corazones indomables - Vol. 3

Corazones indomables - Vol. 3

Autor: Emma M. Green

Es un hombre tenebroso, pero no importa: ¡el que ríe al último, ríe mejor! *** – ¿Disculpa? - me pregunta un tipo en la acera. Su voz profunda me hace sobresaltar. – Si quieres el lugar, no te vayas, estoy esperando a alguien... - me justifico maquinalmente sin mirarlo. – Sí, a mí. – ¿Perdón? Esta vez es su mirada obscura lo que me hace estremecer cuando por fin la veo. Sus ojos negros, su intensidad y el hecho de que estos pertenezcan al rostro más hermoso que jamás haya visto. Más viril y más animal no es posible. – Es a mí a quien esperas - repite sin sonreír. – ¡Oh, el chico del auto compartido! Sí, por supuesto. Casi te olvido. Bueno, no me iba a ir sin ti. Lo siento, hablo demasiado. Y pienso después. Normalmente hablo sola, así solo me molesto a mí misma. Pero la gente cree que estoy loca. Ese no es tu caso, ¿o sí? ¡Ja ja! En fin, hola... Termino por abrir la portezuela para salir del auto y dejar de hacer el ridículo. Le ofrezco la mano intentando presentarme. – Me llamo Solveig Stone, mi segundo nombre es « Siempresola », tengo 25 y... no sé por qué te estoy diciendo todo esto... – Porque hablas mucho sin pensar. Lo acabas de...

Corazones indomables - Vol. 4

Corazones indomables - Vol. 4

Autor: Emma M. Green

Es un hombre tenebroso, pero no importa: ¡el que ríe al último, ríe mejor! *** – ¿Disculpa? - me pregunta un tipo en la banqueta. Su voz profunda me hace sobresaltar. – Si quieres el lugar, no te vayas, estoy esperando a alguien... - me justifico maquinalmente sin mirarlo. – Sí, a mí. – ¿Perdón? Esta vez es su mirada obscura lo que me hace estremecer cuando por fin la veo. Sus ojos negros, su intensidad y el hecho de que estos pertenezcan al rostro más hermoso que jamás haya visto. Más viril y más animal no es posible. – Es a mí a quien esperas - repite sin sonreír. – ¡Oh, el chico del auto compartido! Sí, por supuesto. Casi te olvido. Bueno, no me iba a ir sin ti. Lo siento, hablo demasiado. Y pienso después. Normalmente hablo sola, así solo me molesto a mí misma. Pero la gente cree que estoy loca. Ese no es tu caso, ¿o sí? ¡Ja ja! En fin, hola... Termino por abrir la portezuela para salir del auto y dejar de hacer el ridículo. Le ofrezco la mano intentando presentarme. – Me llamo Solveig Stone, mi segundo nombre es «Siempresola», tengo 25 y... no sé por qué te estoy diciendo todo esto... – Porque hablas mucho sin pensar. Lo acabas de...

Búsqueda de verdad y justicia

Búsqueda de verdad y justicia

Autor: Javier Giraldo

Número de Páginas: 246

CONTENIDO: Argentina: La dictadura militar 1976-1983 - Sus desafíos a la vigencia de los derechos humanos - Ejercicios de búsqueda de verdad y justicia, encuadrado dentro del orden institucional nacional - Chile: La dictadura militar 1973-1990 - Ejercicios de búsqueda de verdad y justicia, dentro del orden institucional interno - Ejercicios encuadrado dentro del derecho internacional de los derechos humanos - El Salvador: Cincuenta años de gobiernos militares - El desarrollo de la guerra - Los acuerdos de paz - Guatemala: La dictaduras - Las víctimas - Las negociaciones y acuerdos de paz - Sudáfrica: Diseño ideológico y estratégico de la segregación racial - La búsqueda de la verdad y la reconciliación - Antigua Yugoslavia: La tragedia humanitaria - Las negociaciones de paz - La justicia.

Sopa de cine

Sopa de cine

Autor: Juan Carlos Palma

Número de Páginas: 225

Sopa de cine no es una recopilación de artículos sobre el séptimo arte, sino una ''película'' cuyo argumento da cuenta de los viajes y aventuras que el espectador y autor de este libro ha vivido en la gran pantalla. Los fantasmas, curiosidades e incertidumbres del cine español, los trapos sucios y las anécdotas más jugosas del cine clásico de Hollywood, los episodios más descabellados y atroces de la Historia del Cine, y las últimas estrategias comerciales del fenómeno de masas, desfilan sin pudor ni malicia a lo largo de un tumultuoso metraje donde tienen cabida el cine gore y José Luis Parada;

Historia y teoría de la música en el cine

Historia y teoría de la música en el cine

Autor: Carlos Colón Perales , Fernando Infante del Rosal , Manuel Lombardo Ortega

Número de Páginas: 296
El sol ofuscado.Derecho e Historia en el Cine y la Literatura. La Edad Moderna

El sol ofuscado.Derecho e Historia en el Cine y la Literatura. La Edad Moderna

Autor: Enrique San Miguel Pérez

Número de Páginas: 262

El verano de 1661, el 17 de agosto, el superintendente de Finanzas del reino de Francia, Nicolás Fouquet, ofreció una gigantesca fiesta para celebrar la inauguración de su maravillosa nueva residencia a las afueras de París: el Vaux-le-Vicomte. El proyecto contó con la participación de tres genios como el arquitecto Louis Le Vau, el paisajista André le Notre y el pintor Charles le Brun. François Vatel dirigió el festejo, Molière escribió una pieza teatral para conmemorar la ocasión y, como es natural, el joven rey Luis XIV se convirtió en el invitado de honor.Pero, en pleno verano, el sol montó en cólera. Ni siquiera cuando la siempre rápida inteligencia de Fouquet captó la dimensión de la ira regia que se abatía sobre él, y reaccionó para ofrecer a su soberano su humilde morada en obsequio como testimonio de su lealtad, le resultó posible evitar su detención y encarcelamiento por corrupción. El rey se incautó de su propiedad, y tomó a su servicio a Le Vau. Le Notre y Le Brun para levantar su propio palacio en Versalles. Y El sol ofuscado de Paul Morand decidió que todos los recursos del Estado y todas las formas del arte debían contribuir a la...

Últimos libros y autores buscados